Existen personajes de cine que no podríamos imaginarnos sin un puro en la boca, como Frank Ramsey o Lobezno.Por la historia del cine han pasado grandes y míticos personajes que no podríamos imaginar sin un puro en la boca. Uno de los más reconocidos es Groucho Marx en cualquiera de sus interpretaciones junto a Chico y a Harpo. De hecho, muchas de sus caricaturas de componen de su denso bigote, sus cejas, sus gafas negras y su gran cigarro artesanal. Además, este cómico indispensable de la época dorada del séptimo arte tiene un célebre diálogo breve en una de sus películas con el puro hecho a mano como protagonista:

Groucho: ¿Por qué y cómo ha llegado usted a tener veinte hijos en su matrimonio?

Mujer: Amo a mi marido.

Groucho: A mí también me gusta mucho mi puro, pero de vez en cuando me lo saco de la boca. 

El general Jack Ripper,  de ¿Teléfono rojo? Volamos hacia Moscú (1964), interpretado por Sterling Hayden, planea dar comienzo a una guerra nuclear con la Unión Soviética con el objetivo de impedir lo que considera una conspiración comunista para fluorizar el agua y contaminar, así, los “preciosos fluidos corporales” de los estadounidenses. Toda una declaración de intenciones sin soltar nunca de entre sus dedos un puro.

Y en un giro radical de género y de vitola, llegó Clint Eastwood con sus casi homogéneos personajes de spaguetti western de la Trilogía del dólar, que arrancó Sergio Leone con Por un puñado de dólares (1964). Un puro más discreto y fino acompaña al poncho y al sombrero mugrientos con los que recorre la frontera de México y Estados Unidos (en realidad el desierto de Tabernas, en Almería) para cazar a los bandidos a cambio de unos cuantos billetes. Por cierto, ¿sabíais que el propio Eastwood fumaba Toscanos ‘a la Maremmana’? Esta curiosa denominación se empleaba en Italia antiguamente para cuando se cabalgaba por La Toscana y se encendía el puro entero, sin cortarlo por la mitad como suelen hacer muchos consumidores de este producto.

Surcando las aguas el submarino nuclear U.S.S. Alabama recibe la misión de patrullar por el Océano Pacífico en el trascurso de la película Marea roja (1995), en la que el capitán Frank Ramsey, papel interpretado por Gene Hackman, es el oficial al mando, único con experiencia de combate para mantenerse, puro en mano, alerta y estar disponible para lanzar sus misiles en un ataque preventivo si la instalación nuclear rusa intenta lanzar sus misiles.

De las garras feroces al humor bélico en el cine con puros de hoy

En otro salto de género nos alcanza con sus garras de hierro Lobezno, otro de esos personajes de cine inolvidables, que aprovecha siempre que tiene la ocasión para completar su aspecto rudo y agresivo con el disfrute de un puro medio consumido entre sus dientes. Hugh Jackman rescató de las páginas de los cómics de Marvel a este antihéroe y lo ha interpretado siete veces (y aún le quedan dos más que están por llegar).

Y el más reciente amante de los puros del cine (y ya consolidado) ha sido Kirk Lazarus, a quien da vida Robert Downey Jr., exitoso actor, ganador de 5 Oscar, que coprotagoniza una cinta basada en el libro de un antiguo combatiente de la guerra de Vietnam, que cuenta su historia y que perdió las manos en la contienda, por lo que usa unos ganchos como manos. Lazarus no duda en complementar su rudo y desaliñado look con un puro que no se saca de la boca ni para hablar.

Seguro que nos hemos dejado más personajes memorables unidos a un puro de la historia del cine. Y alguno debe ser consumidor de cualquiera de las labores que distribuimos desde La Casa del Tabaco. ¿Se os ocurre alguno? ¡Abiertos quedamos a todos ellos!

CONTÁCTANOS

Puede enviarnos un correo electrónico y nos comunicaremos con usted lo antes posible.

Enviando

Inicia Sesión con tu Usuario y Contraseña

¿Olvidó sus datos?